jueves, 10 de noviembre de 2016

Crear una USB persistente LiveCD con Kali Linux (Lleva tu sistema operativo a cualquier parte)

¡Buenas tardes desarrolladores! Hoy os vengo a explicar como poder hacer una USB persistente con Kali Linux, así tener configurado un sistema operativo en caso de posible fallo en el disco duro o querer tener tu entorno de trabajo guardado en una USB, solo sería llegar enchufar tu USB y tener todas tus configuraciones en sistema que le cargues. Sin más dilación empecemos. 


Lo primero que tendremos que hacer será descargar Kali Linux desde su página oficial, seguidamente descargaremos la herramienta que nos hará el USB booteable, en mi caso usaré USB Universal Installer, lo podréis descargar desde aquí y finalmente la herramienta que usaremos para crear la partición en el USB, yo usaré MiniTool Partition Wizard, lo podréis descargar aquí. Con todo esto preparado podremos proceder al proceso.

Instalación

Primero cogeremos nuesto USB (debe ser como mínimo de 8GB) y procederemos a crear la unidad booteable con Universal Installer, elegiremos Kali Linux entre las opciones Linux que nos ofrece el programa, seleccionaremos la ruta donde tenemos la ISO y la ruta de la unidad USB


A continuación iremos a nuestro segundo programa para particionar el la unidad USB, y seguiremos este sencillo proceso; damos click a Launch Application


A continuación seleccionaremos el la unidad en cuestión y haremos click sobre Move/Resize 


Disminuiremos la unidad a 5GB aprox


Para finalizar le daremos formato ext4 (indicando que será una particion de archivos Linux) y aplicaremos los cambios IMPORTANTE: La partición tiene que ser primaria



Ya tendríamos nuestro USB preparado para el boot y hacer la partición persistente.

Configuración

Ahora solo deberíamos iniciar nuestro PC en modo boot USB y darle a la opción bootear Kali Linux en modo persistente


Ahora solo debemos ir al icono que nos aparecerá, en el escritorio que será la partición de que hemos creado con anterioridad, daremos segundo boton, abriremos un terminal y escribiremos los los comandos que expondré a continuación
     echo "/union" > persistence.conf
    cd /
    fdisk - Aquí se mostrarán las particiones y sus respectivas rutas
    umont -f ruta_del_usb
    reboot 
Ya tendríamos nuestro Kali Linux en modo persistente, para poder llevarlo a donde nos plazca y usarlo a nuestro antojo en ordenadores ajenos.

Es una forma de utilizar un sistema operativo sin necesidad de disco duro por si la máquina está averiada o de usar tu propio sistema en ordenadores de otras personas, esta idea se me ocurrió cuando estaba en el PC  de mi pareja y tube que configurarlo para usar distintas herramientas Linux. Espero que os haya servido la guía, sin nada más que decir, me despido.

¡Hasta la próxima desarrolladores! 

3 comentarios:

  1. Alguna manera de acelerarlo? El sistema parece mucho más lento que en el arranque normal USB, como si estuviese cada rato escribiendo en la Flash.

    ResponderEliminar
  2. Eso depende del USB que uses y el puerto ya sea 2.0 o 3.0, yo suelo recomentar USB de rápida lectura y escritura, como puede ser el Extreme Pro de SanDisk.

    ResponderEliminar
  3. muy buen tutorial. Teniendo en cuenta que la mayoria no estan bien explicados

    ResponderEliminar